Vivir con un gato. Cómo cuidarlo y hacerlo feliz

Gato

Con frecuencia, las personas suelen ver a los gatos como seres independientes y autosuficientes, que pueden valerse por sí mismos en muchas situaciones. Nada más alejado de la realidad, porque, aunque pueden ser valientes y aventureros, necesitan de nuestros cuidados. Vivir con un gato es igual que tener otra mascota.

Vivir con un gato, una aventura sin fin

Vivir con un gato es garantía de nunca aburrirse. Estos fantásticos animales son divertidos, irreverentes, osados y muy cariñosos…aunque muchos no lo crean. Son una gran compañía, pero debemos saber cómo cuidarlos y mantenerlos contentos para que brillen en todo su esplendor. Para empezar, hablemos de su alimentación:

·       Ofrécele alimento de calidad

Puedes alternar con comidas secas, semihúmedas y enlatadas. El pienso es un alimento bastante completo, pero debes variárselo, para garantizar su salud estomacal e intestinal. Evita darle de tu comida, ya que se puede enfermar seriamente.

Mantén su plato muy limpio y hazle su horario de comidas. Esto último es importante; muchas razas de gato tienen tendencia a la obesidad, así que no lo alimentes en exceso. Si quieres puedes consultar a tu veterinario sobre las raciones diarias.

·       No puede faltar agua limpia

Debes asegurarte de limpiar su cuenco de agua cada día y ponerle agua nueva. Los gatos suelen ser delicados en ese sentido, y si no ven que se trata de agua limpia no tomarán.

 

·       No puede faltar agua limpia

Debes asegurarte de limpiar su cuenco de agua cada día y ponerle agua nueva. Los gatos suelen ser delicados en ese sentido, y si no ven que se trata de agua limpia no tomarán.

Foto de gato

Gatifica tu hogar

Los gatos que carecen de un espacio y condiciones ajustadas a sus necesidades, se aburrirán y comenzarán a hacer travesuras. Si amas a tu gato, no será un problema adaptar algunos espacios para que ellos puedan trepar, trasladarse por la casa y jugar.

Por eso  no te pueden faltar los rascadores verticales; rascarse las garras es un comportamiento natural en los felinos, y si no tienen rascador, lo harán en tus muebles. También asegúrate de regalarle juguetes seguros y especiales para ellos.

En esta gatificación no puede faltar la caja de arena, ubicada en un sitio estratégico, para que tu minino pueda ir al baño. Esta caja de arena debe incluir todo su kit de limpieza. Algunos gatos se negarán a hacer sus necesidades si no limpias la arena con frecuencia. Recuerda que son los reyes de la casa.

Cuida su salud

Un gatito sano, es un gatito feliz. Por eso debes llevarlo al veterinario para su control regular. Estudia su comportamiento, y si ves algo que no es normal, llévalo para un chequeo extraordinario. Muy importante: no lo mediques si no eres veterinario; los gatos son sumamente delicados y los medicamentos para personas pueden causarles mucho daño.

Acicálalo y dale amor

Siempre ten a mano su kit de limpieza: 

·         Cepillo doble de cerdas y púas.

·         Cortaúñas.

·         Cepillo quitapelos.

Cepillarlos y acicalarlos es, en sí, una muestra de amor que ellos aprecian mucho. Pero si quieres sacar el mayor provecho a la experiencia de vivir con un gato, mímalo mucho. Verás cómo te devuelve todo ese amor con intereses.